A la playa con hipoacusia y audífonos. ¡Cuidado con el agua!

by Cris

A la playa con hipoacusia y audífonos. ¡Cuidado con el agua!

Cuantas veces en mi infancia me habrá gritado mi madre:

¡Cristina, cuidado con el agua!, ¡Ponte los tapones!, ¡No te tires de cabeza a la piscina!…

Y es que el agua nos tiene declarada la guerra a aquellos que vivimos con hipoacusia. Y a mí especialmente desde que me operaron de timpanoplastia. Una gota de agua en mis oídos, significa un par de semanas de otitis con su correspondiente pérdida de audición irreparable.

No me ha quedado otra que asumir que el agua es un riesgo para mi salud. Pero no por ello, he dejado de disfrutar de mis chapuzones en la piscina o hacer snorkel en playas paradisiacas. Solo he tenido que acostumbrarme a llevar protección.


A la playa con audífonos.

Tanto los audífonos como los implantes son aparatos delicados. Yo evito llevármelos a la playa o piscina, pero a veces no me queda otro remedio. Depende de la situación. Mis consejos son:

  • Si te tumbas a tomar el sol y hay mucho viento, evita ponértelos.
  • Cuando vayas a bañarte, guárdalos en su caja con la pastilla de humedad y en un lugar seguro y donde no le de mucho el sol.
  • Sécate las manos antes de volverlos a coger y póntelos encima de la toalla para que, si se te caen de las manos, no vayan directos a la arena. (Puede pasar, lo digo por experiencia).
  • Evita las duchas o caminar con ellos por la orilla de la playa o borde de piscinas.
  • Ya en casa, puedes limpiarlos y darle con el deshumificador eléctrico para quitarle la humedad. Sobre todo para sitios trópicos, viene genial.

¡Al agua patos! Con protección.

Aunque es bastante incómodo a veces y parezco un árbol de navidad con tanta decoración en la cabeza, ya me acostumbré y perdí las vergüenzas, esas que te persiguen sobre todo en la adolescencia.

Ahora tengo claro que mi salud auditiva es lo primero. Por eso, antes de pisar el agua siempre tengo que proteger a mis oídos. Si a ti te pasa lo mismo, estas son las mejores formas de hacerlo.

Tapones de silicona fabricados a  medida para ti

Con ellos evito el riesgo de que me entre agua, ya que tiene la forma exacta de mi oído y cierra todo el canal. Puedes realizártelo en cualquier centro auditivo de confianza. Primero te harán los moldes de silicona la forma de tu oído y luego te darán los tapones definitivos para que los pruebes. Es muy importante probar que se adaptan y no entra ni una gota de agua.

tapones de silicona a medida

Banda acuática protectora

Encima de los tapones uso la banda de neopreno como complemento. Es importante saber que si la usas sin ponerte los tapones, entrará agua en los oídos. Es una segunda capa protectora que hace que puedas nadar con más seguridad. Otra ventaja es que es mucho más cómoda y estética que el gorro de baño. Además, ya se están fabricando bandas con sistema de sujeción a los tapones.

Gafas de buceo con protectores auditivos. ¿Snorkel? Pues claro

Tengo terminantemente prohibido el buceo por mi médico. Contra eso no puedo hacer nada. Pero para el snorkel me las he apañado bastante bien.

Me encanta esta actividad. Cada vez descubro más lugares idílicos para saciar mi sed de vida marina. 

Cris disfrutando del snorkel con sus oido super protegidos
Disfrutando de snorkel seguro en Malasia

Para hacer snorkel primero me pongo los tapones (siempre, siempre tapones antes) y luego mis súper gafas de snorkel con protectores auditivos.

Es un gran invento. No entra nada de agua con ellas. Ha sido uno de mis mejores descubrimientos. Con ellas puedo hacer snorkel con la tranquilidad de tener bien protegidos mis oídos. Siempre las llevo en mi mochila.

Y ahora viene lo más gracioso…

Nunca me ha entrado agua con estas gafas. Pero aún así, como soy un poco paranoica y no quiero estropear mis momentos playa, en mi obsesión de ir lo más segura posible, me he inventado una sujeción nueva y encima de las gafas me pongo la banda de neopreno.

Y es en este momento cuando la gente me mira raro y Sergi casualmente desaparece de mi lado… jaja Es broma. Pero, lo tranquila y segura que veo yo los pececillos, ¿qué?.

Si tus oídos también se llevan mal con el agua, equípate con los mejores complementos para romper otra barrera más.

Esto es todo lo que llevo yo para ir a la playa y proteger mis oídos.

Algunos de los productos anteriores son enlaces de afiliados. Esto quiere decir que si los compras desde nuestros enlaces a ti te costaran lo mismo pero nos darán una pequeña comisión que nos ayuda a seguir viajando😊.

¿ Alguien sabe algún otro consejo, truco o producto más que sea bueno para que no entre el agua en los oídos?

Facebook
Twitter
Pinterest
AUTORA DEL POST

Soy hipoacúsica de ambos oídos y desde bien pequeñita vivo entre dos mundos.
He aprendido a estar en equilibrio entre mi mundo natural, en el que veo voces difusas y encuentro paz en los silencios. Y el mundo de oyentes, al que me transporto cuando enciendo mis audífonos. Puede saber mas sobre mi aquí.

Contenido exclusivo
PARA SUSCRIPTORES

Únete a nuestra comunidad y recibe GRATIS TU GUÍA
para viajar por libre y barato con dificultad auditiva

También te puede interesar

Artículos relacionados

Leave a Comment