Viajar al Mar Aral de Moniaq en Uzbekistán

by Cris
poratada

Viajar al Mar Aral de Moynaq en Uzbekistán

Viajar hasta el mar Aral es para aquellos mochileros curiosos que quieran salir de la ruta más turística de Uzbekistán.

Es difícil describir con palabras lo que se siente al estar frente a un puerto pesquero y solo ver un desierto de arena.

¿Cómo hemos llegado a esto?

Mar aral desde Moynaq
Mar Aral desde Moynaq

El mar Aral era uno de los lagos salados más grandes del mundo que se ha secado por culpa de la mano del hombre. Uno de los mayores desastres ecológicos de la humanidad. No me lo podía creer hasta que lo vi con mis propios ojos.

Pasen y vean el antes y el después de la estupidez humana…

¿Dónde está ubicado el mar Aral?

El mar Aral era un enorme lago salado que ocupaba territorio tanto de Kazajistán como de Uzbekistán, ambos territorios dominados por la Unión Soviética en los años 1930.

¿Cómo se secó el mar Aral?

Barcos del mar aral
Barcos del mar Aral

En aquella época, la URSS tenía como objetivo convertirse en un de los primeros productores de algodón del continente asiático por lo que comenzaron a hacer grandes trasvases de agua del mar Aral para su cultivo. Los canales de irrigación que se construyeron eran de muy mala calidad por lo se perdía abundante cantidad de agua.

En la década de los 60, se había reducido a la mitad y a nadie parecía importarle. Los soviéticos consideraban que el lago era un defecto de la naturaleza y que por lo tanto había que eliminar.

Puerto de Moynaq
Puerto de Moynaq

Finalmente se seca en casi en su totalidad, quedando reducido a dos volúmenes de agua que se dividen en Mar Aral norte y sur. En la actualidad, se están llevando a cabo proyectos de recuperación.

¿Cuáles fueron las consecuencias de la desaparición del mar Aral?

No conforme con haber eliminado del mapa uno de los lagos más grandes del mundo, la URSS utiliza los kilómetros y kilómetros de arena desértica como campo para probar armas químicas.

De mar a tierra árida
De mar a tierra árida

Sin agua y con restos químicos por el suelo, las tormentas se convierten en tormentas de polvo tóxico y los pueblos, que antes eran costeros y vivían del mar, no solo se empobrecen, también empiezan a enfermar. Cáncer, tuberculosis, abortos naturales y mortalidad infantil a destajo.

¿Cómo llegar al mar Aral de Uzbekistán?

Para visitar la parte seca del mar Aral en Uzbekistán, hay que viajar hasta Moynaq. Un pueblo próspero, de la Región autónoma de Karakalpakistán, que vivía de la industria pesquera.

Antigua industria pesquera en Moynaq
Antigua industria pesquera en Moynaq

Fue uno de los asentamientos más afectados por el desastre ecológico. Su economía se derrumbó y se cobró miles de víctimas por enfermedades mortales. Quedó reducido a un pueblo prácticamente muerto que, actualmente, aún se está recuperando.

Para llegar a la nueva parte costera del mar Aral, hay tours organizados de varios días que atraviesan el desierto en jeep y cuestan alrededor de 300$. Nosotros no lo hicimos ni conocemos a nadie que lo haya hecho.

Como llegar a Moynaq desde Nukus

Para llegar a Moynaq desde Nukus, hay que coger un autobús en la estación norte. Sale a las 9:00 am, cuesta 25.000 Soms (2,5€). No hay trayecto de vuelta en el mismo día.

También se puede ir en taxi compartido y salen justo enfrente de la estación norte. Nos costó la ida y vuelta, por persona, 150.000 Soms (15,5€). Era invierno y sólo íbamos nosotros dos. En verano compartiendo el coche puede salir más barato.

Dormir en Nukus es caro. Nosotros nos alojamos en el Hotel Dosliq y no encontramos otra opción más barata. Costaba 300.000 Soms (31€) por noche para dos personas. Podéis consultar los precios actuales y reservar desde aquí.

CONSEJO: Si volviéramos atrás, intentaríamos negociar con un taxista precio de Khiva a Monyaq, ida y vuelta. Así ahorras el alojamiento de dos días en Nukus.

Como llegar a Nukus desde Khiva

Para llegar a Nukus desde Khiva hay 200 km, unas 3 horas en taxi compartido. Primero hay que ir de Khiva a Urgech en taxi y después de Urgech a Nukus. El precio total por persona es de 65.000 Soms (6,5€).

Para dormir en Khiva, recomendamos Hotel Laliopa. Puedes consultar los precios y reservar desde aquí.

¿Qué ver en Moynaq?

Faro y puerto pesquero

Se puede llegar al antiguo puerto de Moynaq y desde el mirador, que está al lado del faro, avistar casi 200 km de tierra árida que harán volar la imaginación hasta límites insospechados.

Mi cabeza solo intentaba hacer un esquema de cómo sería la imagen de ese desierto hace décadas. Me imaginaba como las olas del mar irrumpían en las rocas y fantaseaba con ver a niños jugando en aquellas orillas que ahora se confunden con la tierra llena de conchas.

Conchas en la arena del mar seco
Conchas en la arena del mar seco

Cementerio de barcos

En el puerto quedaron unos diez buques pesqueros varados en la arena llena de hierba seca. Se puede acceder a través de unas escaleras.

Escaleras de acceso al cementerio de barcos
Escaleras de acceso al cementerio de barcos

Barcos que navegaban en el mar Aral y que alguna vez traían prosperidad, alimento y negocio al pueblo, ahora solo sirven como escenario idílico para viajeros curiosos.

Subido encima de un barco abandonado
Subido encima de un barco abandonado

Dónde dormir en Moynaq

Campamento de Yurtas en el puerto

En el antiguo puerto, al lado del faro, han construido un complejo de Yurtas donde se puede pasar la noche por 9€. No se puede reservar por ninguna plataforma, hay que ir hasta allí. En invierno están cerradas.

Alberge juvenil Utemuratova Saxibjamal

En ninguna plataforma aparecen hoteles en Moynaq. Pero sí hay algunos. Tendréis que preguntar a los locales a la llegada. A nosotros nos dijeron que había un alberge juvenil en la calle Ajiniyaz, 8. Desconocemos su precio.

Acampada libre en el cementerio de barcos

Muchos son los viajeros que se aventuran a dormir con su tienda de campaña entre los esqueletos de los barcos. No pudimos hacerlo porque viajamos en febrero. Pero en primavera, verano debe ser un planazo. Si os animáis, por favor, recoged la basura. Caminando, encontramos zonas bastantes asquerosas llenas de botellas de plástico y cristal. Lo que faltaba ya.

¿Por qué viajar al mar Aral de Moynaq?

Se puede pensar que viajar a estas devastadas tierras a las que encima son difíciles de llegar, no tiene ningún tipo de interés. Pero lo cierto es que el viajero tiene un papel fundamental para dar visibilidad a estas catástrofes del medio ambiente provocadas por la humanidad.

Poco se sabe, al menos en Occidente, sobre este suceso y la Comunidad Internacional nunca ha tomado medidas al respecto. Los viajeros tenemos una obligación moral, nos guste o no, de contar y denunciar lo que vemos en el camino.

¿Es seguro viajar al mar Aral de Moynaq?

Monyaq es un pequeño pueblo donde nunca pasa nada.

Vecino de la localidad
Vecino de la localidad

Las carreteras para llegar allí no son muy buenas y en inverno hay mucha nieve y vientos muy fuertes. Para más información sobre seguridad en Uzbekistán puedes leer nuestro post ¿Es seguro viajar a Uzbekistan en 2019?.

Consigue 5% de descuento en tu seguro de viaje.

Cuándo visitar el mar Aral

La mejor época para visitar el mar Aral es de mayo a septiembre, que hace buen tiempo y se puede dormir tanto en yurtas como en acampada libre de forma gratuita.

En invierno el viento frío sopla muy fuerte en el cementerio de Moinaq y las carreteras no están en buen estado. Es otra aventura llegar hasta allí.

Facebook
Twitter
Pinterest
AUTORA DEL POST

Soy hipoacúsica de ambos oídos y desde bien pequeñita vivo entre dos mundos.
He aprendido a estar en equilibrio entre mi mundo natural, en el que veo voces difusas y encuentro paz en los silencios. Y el mundo de oyentes, al que me transporto cuando enciendo mis audífonos. Puede saber mas sobre mi aquí.

Contenido exclusivo
PARA SUSCRIPTORES

Únete a nuestra comunidad y recibe GRATIS TU GUÍA
para viajar por libre y barato con dificultad auditiva

Artículos relacionados

1 comment

Maria agosto 30, 2021 - 10:17 am

Recién llegada del viaje a Uzbekistan este agosto. Casi sin turistas se podía negociar todo, especialmente el alojamiento. Nos encantó la visita al lago Aydarkul desde Bukhara con vuelta Samarkanda. Cruzar el desierto y encontrarte un lago que parece un mar en medio de ninguna parte fue impresionante.
Además en Khiva nos encantó el restaurante Terrassa para cenar con buenas vistas (Reservad la mesa 4, sin duda la mejor), nos alojamos en el hotel madrassa del minarete más famoso y nos dejaron subir para ver las vistas desde allí.

Reply

Leave a Comment